Jesús-Ferrando-Soria-autox570

Jesús Ferrando Soria

Beca Leonardo a Investigadores y Creadores Culturales

Ciencias Básicas

Química

2018

Proyecto: “Química en el estado confinado en redes metal-orgánica: Nanoreactores Químicos de Materiales de Interés Tecnológico”

BIOGRAFÍA

Jesús Ferrando Soria (Catadau, Valencia, 1984) es químico, investigador contratado en el Instituto de Ciencia Molecular (ICMol) de la Universidad de Valencia. Dedicó su tesis doctoral a la investigación en el diseño y síntesis racional de Metal-Organic Frameworks (MOFs), compuestos muy porosos con interesantes estructuras y propiedades magnéticas. Una de sus estancias postdoctorales la realizó en Texas A&M University, en Estados Unidos, con un grupo líder mundial en MOFs. Su carrera investigadora como investigador principal en el ICMol empezó en 2016, donde desarrolla MOFs con interés tecnológico.    

PROYECTO

El objetivo principal es el uso de MOFs como nanoreactores químicos para generar controladamente, dentro de los poros de los MOFs, clústers metálicos sub-nanométricos y cajas metal-orgánicas. Los clústeres, agregados de átomos metálicos, tienen numerosas aplicaciones en catálisis, pero es muy difícil sintetizarlos fuera de los MOFs -que proporcionan un marco químico que estabiliza el compuesto-. Las cajas metal-orgánicas son útiles para distinguir compuestos iguales pero de distinta quiralidad -un rasgo equiparable a su orientación: las moléculas rotan la luz hacia la derecha o hacia la izquierda, en su versión especular, como las manos en el cuerpo humano-. Esto es importante en farmacología. La toxicidad de la talidomida, por ejemplo, se debió a versiones del fármaco con quiralidad errónea. Las cajas metal-orgánicas tienen también aplicación en catálisis: permiten un mayor rendimiento del proceso catalítico. Este proyecto pretende ir más allá del estado-del-arte y representa un reto desde un punto de vista sintético y cristalográfico, puesto que se aspira a seguir en cada momento lo que está ocurriendo mediante difracción de rayos-X en monocristal. Su consecución nos posicionaría en un escenario completamente nuevo y tendría una gran repercusión en prácticamente cualquier campo de la Química.