exposicion-mireia-sallares1600x800

NOTICIA Proyecto de la artista Mireia Sallarès

La exposición ‘Kao malo vode na dlanu’, fruto de una Beca Leonardo, recibe el Premio Ciudad de Barcelona 2019

La muestra Kao malo vode na dlanu (Como un poco de agua en la palma de la mano). Un proyecto sobre el amor en Serbia, realizada por Mireia Sallarès gracias a una Beca Leonardo 2016 , ha recibido el Premio Ciudad de Barcelona en la categoría de Artes Visuales.

11 febrero, 2020

Perfil

Mireia Sallarès Casas

El proyecto dio lugar a una serie fotográfica, una película y un libro, tres piezas autónomas y a la vez interconectadas, que se exhibieron en el Centro de Arte Contemporáneo de Barcelona – Fabra i Coats entre el 15 de febrero y el 28 de abril de 2019.

El largometraje, de dos horas de duración, es una ficción que toma el modo de interrogatorio policial donde un agente secreto de la policía serbia conversa con una artista (la misma Mireia Sallarès), convirtiéndose en un meta-relato que a la vez que conceptualiza la temática del amor, razona la metodología utilizada para realizar la investigación, y expone los resultados fílmicos alejándose de formatos clásicos. Y, a la vez, añade ironía incorporando una dimensión vivencial genuina. El libro es una edición limitada y firmada por la artista de 250 ejemplares, de 420 páginas, a tres idiomas (español, inglés y serbio); que incorpora tanto textos de la artista como de otros autores, entre los que figuran Ericco Malatesta, Emma Goldman, Jelena Petrović y Helena Braunštajn.

“A la exposición se sumó, como parte integrante, un ciclo de conferencias donde ponentes de primer nivel desarrollaron temas o autores que en el vídeo se citaban, transformando así la propia exposición”, explica Sallarès. Y detalla que “el montaje escenográfico recordaba a una comisaría de policía. Además de la serie fotográfica circundante, en algunas mesas había materiales de investigación, en otras estaba el libro resultante del proyecto con estatus de obra, de modo que el público podía hojearlo o leerlo, adquiriendo un rol participativo. La proyección de la película se hacía en un espacio que adoptaba de modo sutil la estructura de una sala de interrogatorio…”.

Sallarès está particularmente satisfecha por el Premio Ciudad de Barcelona, que concede el Ayuntamiento “del lugar donde nací. Es un proyecto que está hecho no en la ciudad, sino muy lejos: que cuando se presenta aquí se entienda y se reciba con este reconocimiento es algo hermosísimo”.

De la Beca Leonardo destaca no solo su dotación, sino la autonomía que confiere al beneficiario. “Mi trabajo se ha desarrollado siempre gracias a ayudas públicas y privadas. Pero la Beca Leonardo es la primera que te ofrece, además de fondos, tiempo y flexibilidad. Aunque yo presenté un proyecto, parte del resultado se va modulando a partir de la investigación y de las dificultades que surgen al materializarla y la institución ha aceptado sin ningún problema todos los cambios que estaban debidamente justificados. Eso es una maravilla”.