NOTICIA

Las Becas Leonardo 2018 impulsan 64 proyectos personales altamente innovadores en 11 áreas de la ciencia y la creación cultural

Los proyectos seleccionados abordan desde cómo el cambio climático puede impactar sobre la extinción de especies hasta el desarrollo de un exoesqueleto personalizado para devolver la movilidad a lesionados medulares; o desde una investigación sobre más de 500 cartas de amor escritas por mujeres en los Siglos de Oro hasta una instalación artística que representa la relación entre humanos y robots. Los perfiles de los 64 nuevos becarios ya están disponibles en la web de la Red Leonardo.

16 julio, 2018

Listado completo de los Becarios Leonardo 2018 y las comisiones de evaluación

Becas Leonardo

Bases 2018

La fabricación de ventanas capaces de generar energía eléctrica a partir de la luz solar; el desarrollo de exoesqueletos personalizados que se adaptarán a las necesidades específicas de pacientes con lesiones medulares; la aplicación de la técnica de edición genética CRISPR al estudio de la leucemia; una investigación sobre la relación entre el cambio climático y la extinción de especies; un estudio neurocientífico sobre los patrones de conectividad cerebral y el perfil cognitivo de los maltratadores de mujeres; un análisis histórico de más de 500 cartas de amor escritas por cinco mujeres en los Siglos de Oro; una instalación interactiva que representará la relación entre humanos y robots… Esta es solo una pequeña muestra de los proyectos personales altamente innovadores que se van a hacer realidad gracias a las 64 nuevas Becas Leonardo que ha adjudicado la Fundación BBVA. Se trata de la quinta convocatoria de las Becas Leonardo, el programa de apoyo de la Fundación BBVA a investigadores y creadores culturales a título individual, en un estadio intermedio de sus carreras.

Las Becas Leonardo a Investigadores y Creadores Culturales 2018 se han resuelto en 11 áreas: Ciencias Básicas; Biología, Ciencias del Medio Ambiente y de la Tierra; Biomedicina; Tecnologías de la Información y la Comunicación; Ingenierías y Arquitectura; Economía y Ciencias Sociales; Comunicación y Ciencias de la Información; Humanidades; Artes Plásticas y Arte Digital; Música y Ópera; y Creación Literaria y Teatro.

Por el colectivo al que se dirige, el amplio abanico de disciplinas que aborda y el margen de libertad y flexibilidad que ofrece a los becarios para el desarrollo de proyectos personales, las Becas Leonardo constituyen un programa diferencial en el contexto del impulso y financiación de la investigación y la creación cultural en España.

Los destinatarios –con edades comprendidas entre 30 y 45 años– están en un momento intermedio de sus carreras, y forman parte del tejido que sustenta el sistema investigador y creador de nuestro país. El mosaico de sus perfiles y proyectos refleja la variedad de perspectivas y la creatividad que de forma acumulativa hacen avanzar la ciencia y la cultura.

La denominación del programa apela a la inspiración de Leonardo da  Vinci (1452-1519) como símbolo universal de la pasión por el conocimiento, la apertura y exploración continua de nuevos campos y problemas, así como el diálogo y realimentación entre los dominios de las ciencias de la naturaleza y de la vida, la tecnología, las humanidades y las artes.

Las Becas Leonardo se dirigen, pues, a impulsar el desarrollo de proyectos personales que aborden de forma innovadora múltiples retos tanto de la investigación científica y humanística como de la creación cultural. Su objetivo es contribuir a la generación de conocimiento en su sentido más amplio, desde la investigación básica y el desarrollo de aplicaciones tecnológicas, hasta la especulación filosófica y la reflexión artística. No se trata tan solo de encontrar soluciones a problemas prácticos, sino de ampliar nuestro horizonte mental y nuestro modo de pensar, a través de investigadores y creadores que, desde una gran diversidad de ángulos, desplazan las fronteras de lo conocido y contribuyen así al enriquecimiento de la sociedad.

La convocatoria es abierta y altamente competitiva. En esta edición se han recibido 1.521 solicitudes, distribuidas en 11 áreas de la ciencia y la cultura a las que se concede el mismo peso, sin priorizar ninguna. Cada área ha contado con una comisión evaluadora formada por expertos independientes de primer nivel que han valorado en la misma proporción tanto la trayectoria académica de los solicitantes, en base a los criterios de excelencia que se aplican en cada una de las áreas, como el interés y la originalidad del proyecto presentado.

Los becarios seleccionados en esta convocatoria tienen una edad promedio ligeramente superior a 38 años. Tan solo el área de Comunicación y Ciencias de la Información supera los 40 de edad promedio, mientras que las más ‘jóvenes’ son Tecnologías de la Información y la Comunicación, y Humanidades, con una media de 35 años.

En cuanto a la distribución por sexos, en el reparto total de becas, 40 se han concedido a hombres y 24 a mujeres, aunque existe una gran variabilidad por áreas: en algunas como Biomedicina, Biología, Ciencias del Medio Ambiente y de la Tierra, Tecnologías de la Información y la Comunicación, y Artes Plásticas y Arte Digital, la proporción se aproxima a la paridad (3 hombres, 2 mujeres), pero hay áreas con claro predominio de hombres, como Ciencias Básicas (7 hombres, 1 mujer), mientras que en otras, como Comunicación y Ciencias de la Información, ocurre justo lo contrario (4 mujeres, 1 hombre).

La situación laboral de los becarios se corresponde con el estadio intermedio de las carreras al que se dirige este programa de ayudas: 17 son profesores de universidad con el rango de titular, contratado doctor, ayudante doctor, asociado, visitante o interino; 18 son investigadores contratados (5 de ellos del programa Ramón y Cajal); 5 son becarios postdoctorales (4 de ellos del programa Juan de la Cierva), y 3 son científicos titulares. Entre los seleccionados en las categorías de creación cultural hay 6 escritores, 5 artistas y dos catedráticos de conservatorio.

Respecto a la distribución geográfica de los centros de trabajo, el 56% se ha adjudicado en las regiones con mayor concentración de centros de investigación y universidades  – Comunidad de Madrid (26,5%), Cataluña (17%), y País Vasco (12,5%) –, seguidas de Comunidad Valenciana (10,9%), y Andalucía, Aragón y Castilla-León, con un 6,2% de proyectos cada una.

Una red de excelencia

Los 64 seleccionados en la presente convocatoria amplían la Red Leonardo, una red de excelencia que con ellos alcanza ya un total de 305 investigadores y creadores que han recibido, a título individual, el apoyo de la Fundación BBVA desde 2014. El perfil medio de los integrantes de esa comunidad de excelencia es el de personas en torno a los 40 años, en su mayoría con una amplia experiencia internacional pero que, por el desfavorable contexto del mercado de trabajo en un dilatado periodo, en muchos casos carecían, en el momento de acceder a la convocatoria, de una posición laboral estable.

Con el programa de Becas Leonardo la Fundación BBVA ha contribuido a impulsar esta red de investigadores y creadores que, desde una amplia gama de disciplinas, abordan múltiples facetas de cuestiones complejas con proyectos personales altamente innovadores.

La Red Leonardo, que cuenta con un microsite con dominio propio (https://www.redleonardo.es/) en el espacio digital de la Fundación BBVA, está realizando ya aportaciones de gran interés en todas sus áreas, facilitadas en gran medida por el apoyo recibido. Sus proyectos se han ocupado de un amplio abanico de cuestiones, que componen un rico mosaico científico y cultural que enriquece y potencia al conjunto de la sociedad, desde la protección del medio ambiente a la mejor comprensión y abordaje de enfermedades de alto impacto, el análisis de datos masivos y complejos con técnicas avanzadas de big data o la recuperación del patrimonio musical, la creación literaria y la composición. Para muchos, formar parte de este colectivo distinguido con una beca altamente competitiva ha supuesto la oportunidad de consolidar su trayectoria profesional, de asumir por primera vez la gestión íntegra de un proyecto o dar un salto significativo en sus carreras y en su aportación a la sociedad.